El Presidente y las universidades Cristina Puga

El origen académico del presidente

Para muchos en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, la elección de Andrés Manuel López Obrador como Presidente constituyó  un sueño realizado. No solamente por la satisfacción de ver que, por primera vez, uno de nuestros egresados accedía a la conducción del país, sino porque con ello, la profesionalización de las Ciencias Sociales, iniciada en 1951 con la fundación de la Facultad, lograba un triunfo simbólico muy importante: hasta ese momento, con contadas y distinguidas excepciones, la distribución de puestos de dirección política -lo mismo por el voto, que por decisión de los partidos o por invitación del Presidente, el gobernador o el titular de alguna Secretaría – había recaído fundamentalmente en abogados e ingenieros.

¿La diferencia de formación hace alguna diferencia? Posiblemente sí. La que manifiesta López Obrador, por ejemplo, en la percepción social de los conflictos, en la empatía con los sectores sociales más populares, en la capacidad de articular un nuevo discurso que rompe simultáneamente con la retórica priista de la Revolución Mexicana y con la de la eficiencia capitalista. Más Continuar leyendo…