El Universal, injustificable De los editores

Preocupados por la inexplicable cobertura que ha dado El Universal al Sistema Nacional Anticorrupción, y que ha llevado a seis analistas (José Luis Caballero Ochoa, Enrique Cárdenas Sánchez, Edna Jaime Treviño, Sergio López Ayllón, Jacqueline Peschard Mariscal y Pedro Salazar Ugarte) a renunciar a seguir colaborando con artículos de opinión, un grupo de académicos enviamos el 9 de julio a este diario la carta que reproducimos aquí. Hasta ahora no ha sido publicada y ni siquiera hemos recibido acuse.

 

Ciudad de México, a 9 de julio de 2017

Juan Francisco Ealy Ortiz,
Presidente Ejecutivo del Consejo de Administración de El Universal;

Juan Francisco Ealy Jr.,
Director General de El Universal;

Francisco Santiago Guerrero,
Director Editorial de El Universal;

Juan Ramón de la Fuente,
Coordinador del Consejo Editorial Consultivo de El Universal:

Quienes suscribimos esta carta, académicos preocupados por el estado y las perspectivas de la democracia en México, expresamos a ustedes nuestro desconcierto por las circunstancias que condujeron a seis analistas que colaboraban con artículos de opinión en El Universal a renunciar a seguir haciéndolo: José Luis Caballero Ochoa, Enrique Cárdenas Sánchez, Edna Jaime Treviño, Sergio López Ayllón, Jacqueline Peschard Mariscal y Pedro Salazar Ugarte. La cobertura que ha dado este diario a la constitución del Sistema Nacional Anticorrupción, SNA, en cuyo desarrollo han participado los seis autores de manera importante, no corresponde al prestigio que el periódico se había ganado.

No se justifica de ninguna manera que El Universal haya dado gran proyección a versiones mal informadas y mal narradas sobre procesos clave en la configuración del SNA, y poco espacio a la documentación fidedigna que los diferentes actores han enviado a los medios. Dichas versiones atribuyen causalidades que carecen de sustento e insinúan intenciones igualmente infundadas, las cuales, de ser aceptadas, pondrían en riesgo el merecido reconocimiento intelectual y moral de los seis ex colaboradores. Además están siendo empleadas por algunos sujetos ligados a los partidos políticos para excusar el retraso que han tenido en el Senado las decisiones que darían vigencia plena al SNA, como el nombramiento del fiscal anticorrupción.

Resulta particularmente inexplicable que, en primera plana y con un titular de ocho columnas, se haya publicado una nota sobre el reclamo de una persona que no fue seleccionada para formar parte del Comité de Participación Ciudadana, CPC, del SNA, dado que la publicación ocurrió tres meses después del reclamo y éste es improcedente. ¿Por qué, en cambio, la presentación del Libro Blanco que detalla la metodología y los criterios de integración del CPC ha recibido mucho menor atención?

Para que el país pueda aspirar a la democracia de calidad que la ciudadanía ha impulsado en los últimos treinta años, es muy necesario que se revierta la dinámica de la corrupción. Es imprescindible también que, en el espacio público, prevalezcan las narrativas veraces. No logramos entender por qué El Universal ha adoptado una línea editorial que favorece a los detractores del SNA y es contraria al ejercicio serio del periodismo.

Atentamente,

Fernando Barrientos del Monte, DEP, UG
Jorge Cadena Roa, CEICH, UNAM
Fernando Castaños Zuno, IIS, UNAM
Silvia Inclán Oseguera, IIS, UNAM
Julio Labastida Martín del Campo, IIS, UNAM
Miguel Armando López Leyva, IIS, UNAM
Matilde Luna Ledesma, IIS, UNAM
Alejandro Monsiváis Carrillo, DEAP, COLEF
Khemvirg Puente Martínez, FCPyS, UNAM
Cristina Puga Espinosa, FCPyS, UNAM
Ricardo Tirado Segura, IIS, UNAM

Participantes en el seminario académico institucional Perspectiva Democrática, del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *